Convocatorias

Convocatoria: Número 29, Septiembre - Febrero 2018

 

Educación superior y transformación social en América Latina y el Caribe a un siglo del Movimiento de Córdoba: antiguos y nuevos desafíos

 

Coordinadores:

Dr. René Ramírez, UNESCO-CIESPAL, Ecuador

Dra. María Carlotto, Universidade Federal do ABC, Brasil

Dr. Pablo Cardoso, Universidad Paris 1 Panthéon-Sorbonne, Francia

La bibliografía sobre historia de la educación superior identifica tres grandes “olas de reformas” (Rama, 2006): la que se identifica con el Manifiesto de Córdoba de 1918; la que impulsan los movimientos sociales de 1968; la que actualmente se encuentra en plena disputa con la contrarreforma neoliberal iniciada a finales del siglo XX y que continúa en el siglo XXI.  Estas reformas han estado asociadas a la consolidación del poder y la estructura de acumulación.Hoy en día, uno de los factores que sitúa en permanente crisis la vida planetaria reside en la forma en que el modo de producción capitalista genera y se apropia del conocimiento, hecho que merma el potencial cognitivo y las redes de acumulación social de los conocimientos, la calidad de la participación y de la democracia, la sostenibilidad ambiental y la vida en todas sus formas. El dominio de las relaciones capitalistas en el ámbito cognitivo y su predominio por sobre el capitalismo de tipo industrial-fordista que ha caracterizado al orden global en las últimas décadas (Moulier-Boutang et al., 2004) ha generado nuevos mecanismos de dependencia de los países del Sur respecto a los países hegemónicos, basados en el desarrollo científico y tecnológico (dependentismo mentefacturado) y en la expoliación del (bio)conocimiento. En esta nueva etapa del capitalismo, el mercado y su mano invisible hacen su mejor planificación: programan la obsolescencia y el deterioro de los bienes y servicios del mercado con el objetivo de obtener un lucro económico especulativo-rentista en detrimento de los derechos de los ciudadanos y de la naturaleza; a la par que devastan la vida misma de las personas y el ambiento al reducirlos al grado de materia prima para la acumulación (Ramírez, 2017).>

Aproximadamente entre 1999 y el 2012, América Latina y el Caribe atravesaron por procesos sociales en donde la ciudadanía mejoró sus condiciones de vida. Tanto la pobreza como la desigualdad se redujeron sistemáticamente (CEPAL, 2016). Tales resultados se debieron a diferentes causas tales como la recuperación del Estado frente al desmantelamiento producido en la etapa de liberalización económica, el aumento de la demanda mundial o el incremento de los precios de los commodities, entre otros. No obstante, a partir del 2012 se puede observar un estancamiento e inclusive reversión de las condiciones socio-económicas de sus habitantes. En términos estructurales, en la mayoría de países de la región se profundizó el patrón de especialización primario-exportador de materias primas, secundario-importador de manufacturas y terciario-importador de mentefacturas (conocimiento).

Echando una mirada a la historia podemos constatar cómo la osadía del movimiento de Córdoba de 1918 logró formular una propuesta para la educación superior suficientemente radical para sobrevivir como inspiración por casi un siglo. En el marco de la nueva geopolítica mundial, de la reconfiguración del capitalismo, de las nuevas estructuras de dependencia que se organizan en las sociedades del Sur, de la crisis de sostenibilidad ambiental, de la interpelación que hace la ciudadanía a las democracias exclusivamente representativas, de la exacerbación de los conflictos religiosos, de los epistemicidios producidos por los sistemas educativos o de los todavía grandes sectores sociales excluidos, es urgente analizar y repensar el rol que debe tener la educación superior para una transformación social que construya un orden social justo, democrático y sostenible ambientalmente.

En tal sentido, y sin excluir otras temáticas ligadas al campo de la producción científica e impacto social de la educación superior, la presente convocatoria es para investigadores/as que a través de trabajos originales contribuyan a la discusión social y académica sobre los siguientes ejes temáticos:

  • Impacto del movimiento de Córdoba de 1918 en las sociedades latinoamericanas y en los sistemas de educación superior  de la región.
  • Nuevos significados de autonomía universitaria en el marco de la nueva geopolítica mundial.
  • Reformas universitarias en el siglo XXI orientadas a la transformación de las estructuras sociales y económicas de los países dependientes de tecnología y conocimiento.
  • Nuevas formas de gestión del conocimiento y de la producción científico-tecnológica, diálogo de saberes e innovaciones en aprendizajes interculturales.
  • El futuro de la universidad en el marco de la denominada sociedad del conocimiento y la información.
  • La economía política de la propiedad intelectual en el marco del capitalismo (cognitivo).
  • Transformación de la educación superior y disputas democráticas.
  • Educación superior en el marco de la construcción de cadenas científicas y tecnológicas regionales de valor.
  • Nuevas ecologías de saberes, que problematicen las posibles simbiosis entre conocimientos y prácticas que propongan dinámicas alternativas de acumulación y democracia sostenible y conciliadora con la naturaleza.

 

Serán particularmente bienvenidos trabajos que reflexionen casos comparados en la región y que retomen la cuestión de los cambios en los procesos mencionados orientados a la transformación social.

La fecha límite para el envío de artículos a través del OJS de la revista es el 15 de mayo de 2018. Las normas de publicación están disponibles en el enlace:http://revistas.ups.edu.ec/pdf/docs/universitas/NORMATIVAUNIVERSITAS.pdf

 
Publicado: 2017-10-19
 

Convocatoria: Número 28, Marzo - Agosto 2018

 

Problemáticas, prácticas y sujetos educativos en América Latina: balances y perspectivas a futuro en tiempos de cambio.

Coordinadores:

Dra. Marina Larrondo (IDES- CONICET, Argentina)

Dra. Liliana Mayer (UNaM- CONICET/Argentina)

Dr. Pedro Nuñez (FLACSO-CONICET/UBA, Argentina)

Mg. Sebastián Granda (UPS, Ecuador)

 

Fundamentación

Desde sus inicios, las ciencias sociales mostraron su interés por la realidad educativa, reflexionando respecto de sus recursos, normas, agentes, instituciones y las prácticas que allí tienen lugar. Más allá de este interés fundacional, los últimos años fueron testigo de la diversificación del campo educativo, cobrando fuerza nuevos objetos de estudio y ampliando los ya existentes, también, a través de disciplinas y puntos de vista diversos.

De manera concomitante, la ampliación de la obligatoriedad y cobertura educativa también colaboraron en la determinación de nuevos ejes al identificar los cambios en los sistemas y políticas educativas. En efecto, los últimos veinte años en la región registraron modificaciones en las legislaciones educativas en casi todos sus países, que fueron determinantes en estos procesos, al mismo tiempo que el ideario del Estado Nación agenciado por los propios sistemas educativas entró muchas veces en crisis. En este sentido, podemos mencionar en particular los procesos de diferenciación socioeconómica expresados principalmente en la privatización creciente de la educación básica u obligatoria, tensionando el ideal de igualdad que pretende por un lado la escuela en su formación ciudadana frente a proyectos que producen simultáneamente fisuras y fragmentaciones en tal proyecto unitario. Estas fragmentaciones no han tenido solamente efectos en la segregación socioeconómica inicial, sino también en términos pedagógicos.  Así, los procesos de ampliación de derechos que ocuparon un lugar principal en la agenda educativa de la región, muchas veces impulsados por los “gobiernos progresistas”, otras por organismos internacionales, reconocen el lugar central de la institución escolar en la aspiración a la constitución de sociedades equitativas –sino igualitarias- e incorporan referencias a la convivencia, la paz, los derechos sexuales y reproductivos o la educación intercultural bilingüe -por mencionar sólo algunos- se enfrentan y conviven con la conformación de espacios escolares que muchas veces tienden a expresar o reflejar diferenciaciones socioeconómicas o su pretensión de distinción social, incidiendo en la generación y ampliación de la desigualdad social y o fragmentaciones culturales. Asimismo, la vocación de ampliar saberes legítimos y prácticas (por ejemplo, el derecho a participar y reconocer la voz de los estudiantes) ha encontrado resistencias en la práctica cotidiana así como muestra las dificultades para que los enunciados legislativos y el diseño de las políticas públicas se plasmen en las instituciones. Estos procesos que inicialmente fueron analizados por los cientistas sociales como propios de la educación secundaria o media, se extendieron al resto de los niveles, mostrando nuevas formas de producción y reproducción de las desigualdades sociales y con ellas, de habitar las instituciones en términos de trayectorias e itinerarios educativos.

La fecha límite para el envío de artículos a través del OJS de la revista es el 10 de noviembre de 2017.Se anexa las normas de publicación: http://revistas.ups.edu.ec/pdf/docs/universitas/NORMATIVAUNIVERSITAS.pdf

 
Publicado: 2017-05-05 Más...
 
Elementos 1 - 2 de 2